¡PUEDES DESCARGAR EL VÍDEO AQUÍ!

Culiando rico a mi hermana alicorada hasta que despierta

0 Vistas
0%

Culiando rico a mi hermana alicorada hasta que despierta, esta zorra pendeja llega pasada de copas y aprovecho para meterle la verga a fondo.

La noche había sido larga y llena de alcohol para esta jovencita. Después de una fiesta salvaje, se encontraba en la cama con su hermano. Estaba tan borracha que apenas podía mantener los ojos abiertos, pero eso no evitó que comenzara a tocarla y a desnudarla. La cachonda jovencita apenas podía moverse, pero su cuerpo reaccionaba a cada caricia y beso que recibía de esos desconocidos. Estaba completamente entregada a ellos, sin saber lo que le esperaba.

El hermano aprovecha la situación y comienza a tocarla por todas partes, deslizando sus manos sobre su suave piel y besando cada rincón de su cuerpo. La jovencita, excitada y aún más borracha por el alcohol, gemía y se retorcía de placer. Sin darse cuenta, uno de los chicos se acomodó entre sus piernas y comenzó a lamer su entrepierna, haciendo que ella se estremeciera y su cuerpo se arqueara de placer.

Pero eso no era suficiente para ellos. Querían más, querían sentir su cuerpo caliente y húmedo bajo el suyo. Así que, sin pensarlo dos veces, la voltearon y la pusieron en cuatro patas. La jovencita ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar cuando sintió una gran verga entrar en su coño sin aviso. Gritó de dolor y sorpresa, pero pronto el dolor se convirtió en placer y comenzó a mover sus caderas al ritmo de las embestidas.

Su hermano la penetra, mientras ella gemía y gritaba de placer. Estaba tan caliente y tan borracha que no podía controlar sus instintos más básicos. Los orgasmos se sucedían uno tras otro, haciéndola perder la noción del tiempo y del espacio. Solo sabía que quería más y más de esas grandes vergas que la hacían sentir tan viva y tan deseada.

Culiando rico a mi hermana borracha hasta que despierta
Culiando rico a mi hermana borracha hasta que despierta

Finalmente, cuando creía que no podía soportar más, la jovencita sintió una gran verga entrar en su interior y llenarla por completo. Se dio cuenta de que había despertado en medio de su orgasmo, con uno de los chicos aún dentro de ella.

Pero en lugar de asustarse, lo único que pudo hacer fue gemir y moverse al ritmo de sus embestidas, disfrutando de ese momento de éxtasis.

Su hermano, al verla tan entregada y tan excitada, no pudo contenerse. La jovencita se sintió en el paraíso, rodeada de su cuerpo sudorosos y ansiosos por hacerla llegar al clímax una y otra vez. Gritó, gimió y se retorció hasta que finalmente llegó al límite, con un último y largo orgasmo que la dejó sin aliento.

Cuando todo terminó, la jovencita se quedó tirada en la cama, con su cuerpo cubierto de sudor y su respiración agitada. A pesar de la borrachera, podía sentir la satisfacción y el placer recorriendo cada parte de su ser.

Nunca antes había experimentado algo así, pero sabía que no sería la última vez. Ahora, solo podía pensar en la próxima vez que volvería a entregarse a esa loca y deliciosa forma de follar.

Webcams Jasmin el sitio de cámaras para adultos más caliente con registro gratis.