Eyaculo dentro del coño apretado de mi novia latina

¡Vídeo chat de sexo en vivo gratis!

Eyaculo dentro del coño apretado de mi novia latina, después de follarla duro, ella no quiere, pero poco a poco pide verga a gritos.

Eyaculo dentro del coño apretado de mi novia latina
Eyaculo dentro del coño apretado de mi novia latina

Después de algunos buenos golpes profundos dentro de ella con mi polla y, acercándome su cuello uterino y haciendo esos gemidos ruidosos y húmedos chapoteos, salí y me subí a horcajadas sobre su rostro y hundí mi humedad en su boca.

De nuevo, esto no era algo que ella esperaba, especialmente cuando estaba cubierto de jugos en el coño. Se sobresaltó muy brevemente, pero pronto se resignó a la jodida cara que le estaba dando.

Eyaculo dentro del coño apretado de mi novia latina

Seguí follando su boca, pero retrocedí cuando sentí que me estaba acercando al punto culminante. Sin duda que probablemente estaba goteando mucho precum por su garganta.

Después de un tiempo, volví a donde comenzamos: comerla afuera, cubrirme la cara con esperma de niña, follarla mientras la besaba profundamente y luego subir a follar su boca. Hice unos 3 viajes de ida y vuelta por su cuerpo.

En cada actividad, era mi intención acercarnos hasta el punto culminante y luego retroceder. Fui parcialmente exitoso en negarme a mí mismo, pero estaba claro, ella estaba disfrutando de unos pocos orgasmos, aunque leves, a pesar de mis intenciones.

Estaba bombeando mi polla latina dentro de su coño latino

En la cuarta ronda, cuando estaba bombeando mi polla dentro de su coño, me estaba acercando a mi propio clímax y decidí que ahora era el momento. Cuando llegué al punto de inflexión, saqué su chapoteo y una vez más empujé mi polla goteante y palpitante en su boca expectante.

Lo que fue diferente esta vez, fue que solo tomó uno el golpe de entrar en su boca y se disparó mi propio clímax. Sus ojos se abrieron de par en par y el primer disparo de mi spoo estalló contra el fondo de su garganta. De inmediato pude ver el pánico en sus ojos cuando sintió que mi semen no iba a tener otro lugar que ir a su garganta.

Mi semen llegó su garganta profunda

Después de ese primer pulso, me alejé un poco para darle más espacio para el esperma que iba a seguir. No sé si fue la carga más grande que jamás haya disparado en mi vida, pero probablemente fue la más satisfactoria hasta la fecha.

Oh, sí, así como así. Ella gimió. Sigue haciéndolo así. Ella separó las piernas un poco más, así que comencé a frotarme un poco más fuerte. Realmente estaba bombeando su coño ahora, mi mano se estaba mojando con sus jugos.

Agarré una de sus tetas con la mano izquierda y comencé a jugar con su pezón. A ella realmente le gustan sus pezones estirados y retorcidos, especialmente tan cerca de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *