Jovencita latina es follada por obispo

No te puedes perder la follada que este obispo le mete a una hermosa jovencita latina de 18 años

asistiendo a la oficina del obispo donde le pega tremenda follada.

Hay que ver como el obispo pervertido manipula a una chica de 18 años para que tenga relaciones sexuales.

Hay que mirar como la tímida jovencita de 18 años llega a la oficina del obispo para la charla privada acerca del rechazo

del sacramento en la reunión de la congregación.

Ella le confesó, el porque no tomó el sacramento, ella le contó que estaba en un sofá con alguien,

mientras miraba una película y cómo estaban realmente cerca, tan cerca que podían sentir el calor del cuerpo del otro.

Después de un tiempo, había comenzado a masajearla sensualmente antes de meterse en sus pantalones

para provocarla por un tiempo antes de quitarle el resto de su ropa para continuar tocando y acariciando su cuerpo desnudo.

Inocente jovencita latina es seducida y follada por el obispo de su congregación

El obispo corrupto escuchó con gran interés, frotando su propia polla y, después de que ella terminó de hablar,

la convenció de mostrarle dónde y cómo la tocaban. Ver: Consejero escolar folla a estudiante.

La linda morena se desnudó suavemente frente al anciano, permaneciendo solo en sus bragas blancas

cuando él también comenzó a acariciar su cuerpo suave y pequeño.

La joven latina cerró los ojos cuando este viejo sacerdote tocó su cuerpo inocente y le acarició los senos, acariciando sus pezones y besándolos.

Incapaz de evitar tener pensamientos sexuales, esperaba que Dios la perdonara. Su renuencia y lágrimas desaparecieron rápidamente cuando se excitó.

Jovencita latina es follada por obispo
Jovencita latina es follada por obispo

Él tomó eso como una pista y le quitó las bragas, enterrando su rostro entre sus piernas.

La chica no pudo evitar gemir suavemente y abrir las piernas para él, disfrutando de su lengua bamboleándose sobre su apretado coño.

Ella se había rendido ante él por completo y se había acostado boca arriba sobre su escritorio, respirando erráticamente y temblando de placer.

La morena quiere que le chupen la vagina y sentir la lengua experimentada del obispo en su húmedo coño.

«Quiero que vengas una y otra vez, mi mascota», instruyó el viejo pervertido. «Nunca había chupado una polla antes la chica desnuda miró al obispo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *