¡PUEDES DESCARGAR EL VÍDEO AQUÍ!

Papá azota y folla el coño de su hija y la hace gemir rico

0 Vistas
0%

Mira como este papá azota y folla el coño rosado de su hija, la jovencita empieza a sentir rico, el tipo aprovecha y la hace gemir de placer.

Esta hija adolescente es súper vaga y mimada. No hace nada en la casa y, la mayor parte del tiempo, se relaja en tanga, provocándome a propósito con su hermoso trasero.

Un día, fui a su habitación para decirle que tenía que hacer algunas tareas domésticas, pero ella se opuso como de costumbre.

Luego le dije que tenía que hacer otros trabajos si no quería hacer las tareas del hogar.

Papá azota y folla el coño de su hija y la hace gemir rico
Papá azota y folla el coño de su hija y la hace gemir rico

Más precisamente, ella tiene que hacerme una mamada. Ella también se opuso a eso,

pero una vez que la amenacé con que le quitaría su tarjeta de crédito, o que papá le azota y la folla por el culo, se puso de rodillas en poco tiempo.

Ella abrió la boca obedientemente y le di de comer mi polla. Una nena adolescente me chupó la polla durante unos minutos y la escuché gemir pero se fue sin complacerme hasta el final.

La hice tragar mi carga, antes de untar mi polla cubierta de semen por toda la cara de mi hijastra.

Sin embargo, cuando llegó a casa temprano a la mañana siguiente, la estaba esperando.

Papá azota y folla el coño de su hija la hace gemir rico

Sabía que iba a una fiesta y sabía que su madre se pondría furiosa si se enterara.

Por lo tanto, la chantajeé con sexo nuevamente, solo que esta vez llegamos hasta el final,

o papá azota bien fuerte su culo y ademas folla duro el coño de esa hija rebelde también le dije que la iba a hacer gemir rico

Le quité las bragas y le di una nalgada a su hermoso culito, su apretado coño se sentía increíble, desafortunadamente fuimos interrumpidos por su madre.

Justo al día siguiente encontré un condón usado en su habitación. Tenemos reglas sobre la entrada de niños a escondidas en la casa.

Además, si ella quiere una polla, puedo poner la mía en su coño mojado y sin condón, piel con piel es mucho mejor.

Tiré de sus bragas hacia un lado y metí mi polla dentro de su coño. Finalmente la follé en una posición de misionero y estilo perrito.

Ella gemía y gritaba como una verdadera zorra, y pude ver lo que ya sabía, y es que tiene esa mirada de puta en ella.

Me la estaba follando con una vista impresionante de su hermoso culo y sus hermosos pies descalzos, mientras sus tetas desnudas rebotaban por delante y por detrás.

Mientras la estaba follando, ella gritaba: «¡Fóllame, papi!» y esa fue tan buena música para mis oídos. Mi pelvis golpeó con fuerza contra sus nalgas con cada cogida satisfactoria.

Me la follé a lo perrito hasta que me corrí sobre su culo de cachonda y la ensucié. Así es como este papá azota y folla el coño de su hija y la hace gemir rico.